Viviendas cordilleranas especiales para Lonquimay

viviendas-pehuenches-lonquimay

Son 30 viviendas para Lonquimay.

El programa piloto busca construir 50 viviendas con un innovador diseño, que permita paliar en parte las enormes dificultades que deben vivir los habitantes de Lonquimay y Curarrehue.

“Aquí nos hemos puesto a ver y resolver los problemas reales que tiene la gente de Lonquimay, particularmente el sector Pedregoso, que tiene condiciones climáticas distintas a la gente que vive en el valle o a la gente que vive en la costa. Aquí podemos ver que se puede entregar con los subsidios normales una vivienda digna como lo ha pedido el presidente Sebastián Piñera y por ello tenemos hoy una solución habitacional de primer nivel”, destacó.

Para Fidel Cayul, del sector rural Lonquimay, esta es una gran ayuda, la cual nunca imaginó, por eso dice sentirse muy agradecido. “Hay una tremenda diferencia en la casa en la que vivíamos y esta que nos van a entregar. Va hacer muy cómoda y amplia para el invierno. Acá la nieve es muy complicada, hay mucho frio y a veces hay inviernos muy nevosos y no se puede salir de la casa. Estamos muy contentos, de hecho la verdad que cuando vimos los planos no lo creíamos, pero ahora estamos felices de todas las autoridades que hicieron posible esto. Cabe destacar que don Fidel, vive solo con sus dos niños sordos, el en muchas ocasiones tiene que ir a la escuela del sector junto a sus hijos para aprender el lenguaje de señas.

Por otro lado, Osvaldo Loncopan, (sector rural Curarrehue), dijo que “esta es una bendición muy grande, no me lo esperaba, estamos muy contentos con toda mi familia, ya que nunca pensamos en tener una casa tan bonita y grande. Acá los inviernos son muy duros y fríos, la casa también se nos hacía chica ya que vivo con mis hijas, nietos y yernos, por eso agradezco a todos quienes hicieron posible esto”. Cabe destacar que Don Osvaldo tiene 5 hijas y luchó por mucho tiempo por su vivienda. Antes vivía en una casa hecha por el gracias al subsidio rural de hace más de 20 años.

Durante el recorrido la Seremi Paz Serra, se mostró conforme con las obras las cuales avanzan de muy buena manera tanto en Curarrehue como en Lonquimay. “ Hoy revisamos en terreno el avance de lo que hemos diseñado como casa cordillerana o Pehuenche. Este es un proyecto que hemos realizados gracias al análisis que hemos hecho durante este Gobierno, respecto de la pertinencia de construir viviendas sociales adecuadas al lugar que pertenece, aquí estamos en la cordillera por lo tanto tenemos que diseñar una vivienda que esté preparada para ello. Lo bueno es que ya nos hemos encontrado con casas que tiene en algunos caso un 80% de avance y esperamos poder llegar antes del invierno a 100 por ciento de las viviendas construidas, eso si el tiempo lo permite”.

Para Daniel Schmidt, director del Serviu, dijo que “la particularidad de las casas es que están hechas para las condiciones climáticas que afectan la zona. Se ha diseñado para que las familias no tengan problemas. La vivienda tiene 55,5 metros cuadrados y tiene la capacidad de ampliarse interiormente con la estructura ya prediseñada a 75 metros cuadrados. Además manifestó que está separada del suelo, para que en la zona baja se pueda almacenar, leña o forraje y que las pendientes de la nueva casa, les permitirá el escurrimiento fácil de la nieve”.

Características de las viviendas

En esta primera etapa el Minvu tiene como objetivo construir 50 viviendas, 30 para Lonquimay y 20 para Curarrehue, existiendo dos modelos o diseños. El primero es uno para familias de menos de 4 personas donde su superficie llega a los 50 mt2. El otro es para más de 4 integrantes y su superficie es de 62mt2. Sin embargo ambas se pueden ampliar. Constan de dos o tres dormitorios dependiendo del grupo familiar, cocina con estufa a leña instalada y termocañon, además de baño y living comedor. Todo con aislación térmica adecuada a la zona cordillerana.

Su crecimiento vertical permite proyectar la ampliación de la vivienda hacia arriba, como también su proyección“hacia abajo”, permite servir como refugio para animales y forraje. La proyección de crecimiento interior programada, evita intervenciones estructurales posteriores, además cuentan con un mejoramiento en el estándar de habitabilidad, con ventanas termopanel, uso de recursos naturales, además de una identidad cordillerana.

(elespejodemalleco.cl)

Anuncios