Familias pehuenches de Lonquimay desarrollan producción de papas contra-estación

papas lonquimay

Actualmente, agricultores esperan marzo para cosechar su nueva producción de papas, emprendimiento único en la región, que permitirá a familias campesinas superar la pobreza.

El frio, las heladas y el durísimo invierno, donde las temperaturas pueden llegar incluso a los 20 grados bajo cero, provocan que la zona norte de Lonquimay sea un lugar difícil para el desarrollo de la agricultura familiar campesina.

Paradójicamente, la condición geográfica de Lonquimay la transforma en un lugar ideal para la generación de producción de semillas de contra-estación, donde las temporadas de primavera y verano son aprovechadas al máximo para la producción de vegetales, entre ellos la papa.

Sergio Silva Provoste, decidió apostar por esta técnica agrícola. Como usuario Prodesal, comenzó a asesorarse a través de Indap logrando generar junto a los miembros de la comunidad “Pehuen mapu”, su segundo cultivo contra-estación, siendo pioneros en desarrollar esta técnica es esta apartada zona geográfica.

El microclima y la bruma del Río Bio Bío, en el sector de Contraco, protegen sus cultivos de las bajas temperaturas registradas entre noviembre y marzo, entre ellos la temida Helada de Todos Los Santos.

 

“Una buena oportunidad”

“Acá, la mayoría de la gente se dedica a la crianza de animales, sin embargo cuando Indap propuso a la comunidad intentar un cultivo de semillas contra-estación, a nosotros nos pareció una buena oportunidad. Somos pioneros en esto, igual pensar en producir papas en esta zona era un disparate. Hoy producimos más de 300 kilos y comenzamos a tener platita para el bolsillo. La pobreza se fue quedando atrás”, sentenció Sergio Silva.

A través del apoyo de Indap, toda la comunidad “Pehuen mapu” resultó beneficiada durante el año 2011 con el primer cultivo de semillas contra-estación del norte de Lonquimay. Actualmente, los agricultores esperan el mes de marzo para cosechar su nueva producción de papas, un emprendimiento único en la región, que permitirá a decenas de familias campesinas pehuenches superar sus condiciones de pobreza.

 

“Abriendo nuevas oportunidades”

Para el director regional de Indap, Ricardo Mège, “las familias de Lonquimay viven en una zona aislada donde deben enfrentar grandes problemas producto de su dispersión geográfica y las duras condiciones climáticas. Ellos viven en la montaña. Por eso, el trabajo de los profesionales de Indap cobra especial relevancia para mejorar la calidad de vida de las familias pehuenches. Creo que el desarrollo de esta técnica de cultivo, les está abriendo nuevas oportunidades a través del programa Prodesal”, precisó el director regional.

Actualmente, las familias del sector de Contraco generan una producción superior a los 300 kilos de este tubérculo, siendo comercializada en los mercados locales. Un emprendimiento notable, que se da por primera vez y copiosamente en tierras cordilleranas.

(ElPeriódico.cl)

Anuncios